/, Vivienda Colectiva/Heptagrama edificio de 162 viviendas en villaverde
Heptagrama edificio de 162 viviendas en villaverde 2018-06-20T06:42:05+00:00

Descripción del Proyecto

DESCRIPCIÓN
De un cráter abierto en el terreno, surgen dos bloques idénticos pero diferentes en sus tonalidades, que dialogan entre sí. Son sus colores básicamente los primarios de la naturaleza. Unos más fríos y otros cálidos. El colorido contagia alegría a este espacio dispuesto a ser vivido por el hombre y resta racionalidad al medio. Contagia optimismo. Todo se rodea de la naturaleza que surge del interior de la tierra en forma de vegetación. También ella surge del ambiente central. Incluso las entrañas de la edificación se llenan de luz y frescura frente a lo que suele ser común en esos espacios habitualmente lóbregos, escenarios usuales de películas de cine negro. El interior se parte en dos grandes aberturas, que son realmente los espacios residuales entre los dos bloques edificatorios, que constituyen las luminarias por donde la luz solar se abre paso hacia el interior. Luz, color y alegría: fundamentales en la vida del hombre.

A través de estas aberturas el interior se nos muestra a la calle y con ello el espacio urbano se enriquece. Espacio urbano no limitado a las fachadas exteriores de las edificaciones y cerrado por ellas, sino que fluye visualmente hacia las plazas interiores. En estas aberturas se sitúan también los accesos. Los de tráfico rodado, bomberos y peatonales.

Las plantas bajas adquieren intimidad a través de los fosos que las separan de las aceras. La vegetación que sube de estos fosos sirve a su vez de barrera visual y acústica frente al exterior.

El programa de necesidades planteado en las bases del concurso encaja en nuestros edificios en una idea movida y variada, con materiales tradicionales en su mayoría, unidos a otros de reciente aparición, pero que ofrecen las suficientes garantías de acuerdo a los documentos de idoneidad técnica.

La génesis interior de las edificaciones surge de un núcleo central de comunicaciones situado en el vértice de las dos alas que conforman la “L” que muestran las edificaciones en su planta, de las cuales surgen los pasillos distribuidores que dan acceso a las viviendas. Las dos alas de la “L” se encuentran contrapeadas en su sección y a distinta altura al surgir de los descansillos de estas escaleras centrales de doble tramo.

Técnicamente el edificio se levanta conforme a una estructura tradicional de hormigón armado llevando las instalaciones de ventilación por fachada y canalizadas mediante aspiración dinámica a un punto central junto al núcleo de comunicaciones, por donde son evacuadas. Al exterior. También por el núcleo central se desarrollan igualmente el resto de instalaciones.

El edificio se protege del exterior por medio de unas pantallas móviles que discurren por fachada al modo de las típicas fraileras o venecianas del Madrid de siempre, que gradúan la luz y la exposición solar a través de una galería exterior. A su vez disponen de una serie de lamas móviles que actúan frente al ángulo de incidencia solar. La coloración de estos paneles es en colores cálidos de la familia del rojo y el amarillo en uno de los edificios y dentro de la graduación de los verdes en el otro. Soportado todo ello por un entramado metálico en color óxido, que resalta de la fachada constituida por un mortero monocapa de color blanco.

En su programa el edificio presenta 162 viviendas, plazas de garaje y trasteros. Las viviendas de acuerdo con los requisitos del concurso, son de un dormitorio, (22 viviendas, 13%), dos dormitorios, (84 viviendas, 52%) y tres dormitorios, (56 viviendas, 35%), con diversas tipologías que podemos observar en la documentación gráfica adjunta.

En los niveles bajo la rasante del terreno encontramos los garajes, trasteros y núcleos de instalaciones. El garaje como ya hemos avanzado se encuentra iluminado y ventilado lateralmente a través de los patios ingleses que llegan hasta él lateralmente y por la abertura central de la urbanización, ofreciendo un resultado no habitual para estos espacios que también son merecedores de un cierto cariño en su diseño. Los trasteros se presentan en pequeñas unidades, cercanos a las plazas de garaje de sus mismos propietarios, no necesitando por lo reducido de su ámbito de una sectorización especial respecto al resto del sótano.

El local comercial lo situamos en el extremo de la planta baja que creemos más interesante comercialmente.

La urbanización interior gira alrededor del acceso central al garaje por donde queremos que surja un árbol de gran porte que sirva de referencia al conjunto. No será éste el único elemento vegetal ya que un porcentaje grande de la superficie interior se encontrará ajardinada. Casi todo el interior es de ámbito público a excepción de unos jardines de uso privado correspondientes a las viviendas de planta baja, a las que dan servicio en sus fachadas interiores.

Butarque se encuentra en la actualidad sin entorno urbano como quien dice a excepción del viario ya ejecutado con amplias avenidas tiradas “a cordel”, básicamente, de las cuales surgirá una ciudad hoy virtual, ya condicionada por la normativa urbanística imperante, pero que se irá conformando actuación tras actuación entre las cuales queremos plantear nuestra propuesta.

En cuanto al aspecto bioclimático, la presencia de una vegetación de hoja caduca, permite recibir soleamiento en invierno y protegerse del mismo en verano. La humedad ambiente que aporta incide a su vez sobre las temperaturas.

En relación a la arquitectura, la existencia de los paneles móviles sobre los que ya hemos hablado, así como las lamas orientables de estos, el elevado aislamiento térmico de las fachadas y cubiertas y su tratamiento con colores claros que reflejan la luz solar en verano para mejorar su comportamiento térmico, inciden favorablemente en el comportamiento higrotérmico de la edificación.

DATOS TÉCNICOS
Localización: madrid
Año:2009

Detalles del Proyecto