/, Vivienda Colectiva/Concurso de edificio de viviendas en villaverde
Concurso de edificio de viviendas en villaverde 2018-06-19T08:16:38+00:00

Descripción del Proyecto

DESCRIPCIÓN
Hemos buscado encajar el programa de necesidades planteado en las bases del concurso en una idea rotunda y potente, que volviendo a los orígenes de la arquitectura clásica, empleé materiales nobles bajo una volumetría sólida y dotada a su vez de movimiento.

El edificio se levanta como una fortaleza dentro del nuevo barrio de Butarque, a modo de megalito edificatorio. La fuerza de la propuesta creemos que es evidente. Es como un batolito surgido en medio de la llanura sedimentaria madrileña, rasgado por una geometría continua que se plasma en la llaga de madera bakelizada que lo circunda. Esta espiral ortogonal es la hélice que explica y da unidad al proyecto, de la cual a su vez surge. Todos los núcleos de comunicaciones, tanto verticales como horizontales están ligados a ella, a la vez que rodea y abraza a las diversas unidades y tipologías de viviendas que genera. Es la columna vertebral que sustenta el proyecto sin un principio ni un final. Pero también permite una comunicación visual entre los diversos niveles y entre el interior y el exterior, en sus ascensiones, traspasos, rupturas y descensos. El interior se muestra al exterior, el exterior al interior, lo superior a lo inferior y viceversa, a través de la hélice, de la espiral.

Las posibilidades espaciales que ofrece se muestran a su vez en forma de áticos, rehundidos, terrazas y soportales. Las tipologías de viviendas son diversas, la complejidad del proyecto es evidente y la adaptación al programa manifiesta.

Esta forma y este juego se repiten incluso en el diseño interior de la urbanización, en el diseño de los bancos, de los portales, hasta en el lema. Nos tiene atrapados. Es como la serpiente del Laoconte. Serpiente ortogonal que no sólo rodea al edificio, a las diversas viviendas, a las comunicaciones. Nos ha acabado engullendo. Escribo esta memoria desde sus entrañas. ¡Socorro!: ¡que alguien nos salve de esta constrictor geométrica!

Las posibilidades también se manifiestan en otros niveles:

Desde el punto de vista de la arquitectura bioclimática, la hendidura podría cerrarse por materiales translúcidos a través de los cuales circulase el aire de fachadas opuestas de forma natural o de forma tratada artificialmente a modo de un serpentín como los que constituyen sistemas de acondicionamiento al estilo del conocido como “suelo radiante”. Estaríamos pues ante un “volumen radiante”.

Este mismo material translúcido podría iluminarse en la noche de Butarque a modo del fanal de una nave que indicase su posición en el océano urbano, con un cambio continuo en la coloración de su luz.

Las combinaciones de materiales y de tonalidades entre el volumen principal y la composición de la grieta, nos han castigado a lo largo del proyecto con diversas posibilidades en las cuales nos era difícil elegir cual era la que más nos convencía con varias opciones, muchas de ellas perfectamente válidas.

La arquitectura exterior es totalmente veraz con lo que contiene según su distribución en planta, de forma que los alzados manifiestan externamente el interior de la edificación.

El inmueble se levanta siguiendo unos patrones constructivos que podríamos considerar como tradicionales. Ello conlleva unas soluciones técnicas y constructivas ya contrastadas y probadas en el tiempo.

Funcionalmente el edificio cuenta con una distribución de 160 viviendas, plazas de garaje y trasteros. Las viviendas de acuerdo con los requisitos del concurso, son de uno, dos y tres dormitorios, accesibles a través de núcleos verticales de comunicación, minimizando el número de espacios verticales de comunicación conforme a una economía de medios. Las diversas viviendas tipo han sido estudiadas en su dimensión, distribución y superficies, dando un número de soluciones rico en su diversidad. En las plantas de sótano se sitúan los garajes, trasteros y núcleos de instalaciones. En cuanto al espacio abierto interior, siendo obligatorio por la normativa vigente, situamos una zona de acceso y estancia de vehículos de bomberos, además de la entrada del garaje y de los accesos peatonales a la urbanización y viviendas. Este interior queremos que suponga una especie de oasis del que disfrute todo el edificio, buscando una movilidad en sus espacios ajardinados, que constan de diversos niveles en cuanto al plano horizontal y también en la dimensión vertical. Casi todo este interior es de ámbito público a excepción de unos jardines de uso privado correspondientes a las viviendas de planta baja, a las que dan servicio en sus fachadas interiores. La arquitectura tradicional clásica española siempre se manifestó, (así como la relacionada en general con el ámbito mediterráneo), por un aspecto austero exterior que encerraba en su interior un rico espacio, hacia el cual se volcaba la habitabilidad de las estancias.

En planta baja se implantan además los locales comerciales en áreas interesantes conforme a los requisitos de dicha actividad.

La urbanización se plantea como el núcleo de vida de la promoción a juego con las antiguas plazas en donde se desarrollaba la existencia de las ciudades. Es el lugar hacia el que se vuelcan la mayoría de las viviendas y el punto por el que se accede a las edificaciones.

La amplitud de zonas verdes es extensa y alternada a lo largo de todo el espacio, buscando contrapear áreas pavimentadas con zonas de vegetación. Ésta, aunque no aparezca así en las perspectivas presentadas por no ocultar el aspecto arquitectónico, contaría con especies de medio y gran porte adaptadas al suelo y a la climatología del lugar, cuya ubicación si podríamos contemplar en los planos de planta baja.

La pavimentación y áreas de estancia contarían con diversos rincones, buscando espacios de mayor intimidad a otros más abiertos, procurando dotar de una cierta variedad espacial a este lugar.

Los tonos y las texturas de las áreas interiores se basan en materiales iguales o semejantes a los que componen la edificación y a juego con la misma, que contrastan a la vez con el verde de las zonas de vegetación y arbolado.

La idea es que de todo este diseño se pudiera disfrutar incluso de su observación desde el interior de las viviendas o desde las propias terrazas.

Todo este espacio se encuentra convenientemente iluminado, dotado de bancos para facilitar la estancia en el lugar y con diversas áreas de juegos infantiles.

DATOS TÉCNICOS
Localización: Madrid
Año: 2009

Detalles del Proyecto